Los 10 mandamientos para empezar a invertir en bolsa en 2021

Fran Rodríguez, 8 julio 2021

Vernos a nosotros mismos sentados en nuestro propio despacho, quien sabe si con un habano en la boca o un gin tonic en la mano, el mar de fondo, una jornada laboral de 2 horas y miles de euros en la cuenta, suena demasiado idílico, ¿verdad?. Si entras a este artículo buscando una vida así, bienvenido a la realidad, no te llamas Warren Buffet y no vas a conseguir millones de euros de la noche a la mañana.

El mundo de la inversión en bolsa no está hecho para cobardes, pero tampoco para valientes que arriesgan sus pocos ahorros estrellándose contra la cruda realidad, un mercado volátil que te puede hacer subir como la espuma y bajar aún más rápido si no sabes cuándo parar.

¿Quiero invertir en bolsa?

Esta pregunta te puede parecer un despropósito, ¡claro que quieres invertir en bolsa! Has entrado aquí buscando los mejores consejos, las mejores plataformas de inversión, puede que incluso busques que te diga donde tienes que poner cada céntimo de tu capital… Lo cierto es que no todas las personas que buscan iniciarse en este mundo se cuestionan si están preparados o no.

Esta pregunta tiene una estrecha relación con el momento de tu vida en el que te encuentres. Una persona con 40 años, 1 hipoteca aún por pagar y sueldo justo para llegar a fin de mes no debe de tirarse de cabeza a la piscina con los ojos vendados.

Ahora mismo debes de estar pensando que este no es tu caso, que eres un hacha de la inversión y que te sobra el tiempo y el dinero. Pero debes de pensar que aún no tratándose de un caso extremo, muchas personas invierten un par de miles de euros que les “sobran” que luego acaban por echar en falta.

No verás a un experto buscar en google “Consejos para invertir en bolsa”

Si este es tu caso, desde Lemmingatwork te recomendamos que esperes a tener una situación más estable y que no dependa de ese dinero que quieres invertir. Que hayas entrado a este sitio buscando cómo invertir en bolsa indica que eres una persona aún novata, esto no es nada malo pero quiere decir que eres de ese gran porcentaje de pececillos que se expone a un mar lleno de tiburones.

Cómo empezar en el mundo de la inversión

Si tienes dinero que no necesitas, llámense ahorros, cabeza para seguir una estrategia más bien a medio/largo plazo y la decisión para ver el mercado tambalearse sin que te dé una neurisma, enhorabuena, estás listo para, al menos, empezar en el maravilloso mundo de la inversión en bolsa.

Lo primero y más importante antes de comenzar es que te informes sobre qué tipo de inversiones te pueden gustar más. De primeras no lo vas a saber al 100%, pero te puedes hacer una gran idea analizándote a ti mismo y tu carácter. Este debe ser siempre el primer paso ya que sienta las bases en cualquier tipo de inversión.

Pasos que debe seguir cualquier nuevo inversor

  1. Saber qué tipo de inversor es
  2. Formarse o informarse bien (una no excluye la otra)
  3. Escoger el vehículo

Ya seas una persona que quiere meter su excedente de capital en acciones, bonos, criptomonedas o incluso bienes inmuebles debes plantearte si eres un inversor cortoplacista (huevos de oro), a medio plazo (más tranquilo) o a largo plazo (confío luego me olvido).


Perfiles de inversores en bolsa

Corto plazo

Como hemos indicado más arriba, este perfil de inversor es para aquellas personas que son capaces de gestionar sus emociones a un nivel muy profesional. La inversión cortoplacista se basa en la pura especulación, creo que un activo va a subir en cuestión de minutos y aprovechar el bug del mercado.

Por norma general, el apalancamiento cuadra muy bien con este tipo de inversiones y es donde más se emplea. Las operaciones suelen durar segundos, minutos y como mucho horas pero se cierran antes de que acabe el día. Es lo que se conoce como daytrading y las gráficas que se suelen emplear son las de 1 minuto, 5 o 15.

  • Pros:

    • Duermen tranquilos porque sus operaciones se cierran antes de irse a dormir.
    • Pueden lograr grandes rentabilidades en poco tiempo.
    • Se centran en sacar el máximo dinero posible en las menores operaciones y olvidarse por el resto del día.
  • Contras:

    • No está hecho para todas las personas, ciertamente muy pocas ganan dinero en el tiempo.
    • Sometidos a gran estrés. Los vaivenes del mercado junto al apalancamiento liquidan carteras en cuestión de segundos.
    • Riesgo de desarrollar tendencias ludópatas por apalancamiento y sobreoperación.

Opinión

Nada recomendable para novatos. Se trata de competir con los mejores fondos e inversiones independientes del mundo, no joke. Si tienes en mente vivir del day trading es conveniente que antes estudies, te formes y pruebes con una cuenta demo para comprobar si puedes conseguir ser rentable en el tiempo.


Medio plazo

Dentro de esta temporalidad encontramos el swing trading. Son operaciones que duran varios días, semanas o incluso meses. Se trata de aprovechar las buenas noticias, el cierre de resultados y en definitiva, subirse en el mercado alcista.

No hay tanto peligro como en el caso anterior ya que si se produce alguna buena noticia, por mucho que baje una acción, si realmente tenía valor, terminará subiendo. No existe una necesidad tan imperante de formarse en análisis técnico y toma mayor peso el estudio cualitativo de una empresa así como su visión a LP.

  • Pros:

    • Menor riesgo asociado a corto plazo.
    • No precisa de un conocimiento tan profundo del mercado.
    • Los rendimientos son más pasivos.
  • Contras:

    • Aunque no se necesite tanto AT es necesario saber estudiar el estado de una empresa.
    • Hay que tener olfato para saber si una empresa está en un momento de infravaloración o no.
    • Algunas personas pueden volverse adictas a comprobar su posición cada pocos minutos.

Opinión

Gran punto de partida antes de dar un salto al day trading. Se puede balancear con inversiones a corto y largo plazo creando una cartera más sana. La curva de aprendizaje es algo menor que en el caso del daytrading.

Rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras


Largo Plazo

Aquí encontramos el perfil más sano de inversor en bolsa. No es que en Lemmingatwork nos guste este tipo de inversión, sino que se trata de una persona que por norma general no va a vivir angustiada por si el mercado se desploma o no.

Este tipo de inversor es puro y bondadoso ya que aporta su dinero a una causa justa. Os traduzco, invierte en empresas que aportan valor, hacen las cosas bien, presentan unos balances sanos, pagos al día, proyectos a futuro prometedores y que por ende, tienen una gran proyección.

De aquí viene que duerman genial y no tengan excesiva preocupación por el mercado ya que como ha demostrado cientos de veces, por mucho que caiga siempre termina subiendo a largo plazo. Esto no lo decimos nosotros, simplemente vete a google y al igual que has hecho para llegar aquí, busca por el desempeño del Nasdaq en los últimos 100 años.

  • Pros:

    • Tranquilidad.
    • Curva de aprendizaje menor.
    • Grandes rentabilidades a LP.
    • Inversión muy pasiva.
  • Contras:

    • Que una empresa tenga buena proyección no significa que no pueda caer.
    • Necesidad de tener una cartera bien cimentada.

Opinión

Muy recomendada para grandes capitales y personas que no quieren dedicar cientos de horas a interpretar gráficas. Lo más recomendable es tener exposición a valores seguros y un pequeño porcentaje a nuevas empresas o startups que puedan tener un gran desempeño.

Formarse o informarse

Aquí decides tú. Ya tienes claro en qué tipo de perfil encajan más, el siguiente paso es ¿Me fío de mí o de lo que me dice Fulanito? Este puede ser tanto tu vecino como cualquier gurú cogido al hacer de las redes sociales.


Nos ponemos críticos para recomendarte que por muy buena persona que veas al tío o tía esa de la pantalla, él o ella solo busca su beneficio por lo que tu también debes buscar el tuyo. Lo ideal es que aunque sigas a personas y te guste estar informado, tengas una buena base propia y la decisión de invertir en oro o en petróleo la tomes tú en última instancia.

Este es uno de los consejos que venías buscando y es tan simple como la vida misma. Nadie está haciendo +30 videos diarios en Instagram para que tú ganes unos pocos euros. En el mundo de la inversión lo mejor es ser crítico y objetivo, tanto contigo mismo como con el mercado como con quién lo forma.

Vehículo de transporte

Llegados a este punto, ya estarías listo para invertir en bolsa. Te conoces, sabes que encajas mejor con un perfil X de inversor, tienes claro que te vas a formar poco a poco y sigues a varios medios fiables de noticias sobre la empresa. Y bien, ¿dónde meto el dinero, Fran?

Ni yo ni nadie te debe aconsejar dónde meter tu dinero. Vamos por partes, sabemos que también existe el spam de valor, de hecho, te diremos que Etoro es un muy buen broker precisamente porque lo es, pero no te creas nada de nadie.

Y esto es algo que debes grabarte a fuego. Algunas plataformas de inversión llegan a pagar hasta 200$ por un nuevo cliente por lo que hay mucho vende humo a la caza de pececillos. Por suerte te encuentras en Lemmingatwork y como habrás podido comprobar, lo nuestro es aportar valor al usuario.

Consejos para invertir en bolsa

Si has leído el artículo entero ya te has empapado de todo lo necesario para comenzar a invertir en bolsa. Si aún así buscas una lista con varios consejos modo de mandamientos, a continuación te la dejamos:

Éxodo 20:13 - No matarás ni te arriesgarás a contradecir la tendencia del mercado

  1. Conoce qué tipo de persona eres. En una vida más o menos cómoda todos somos muy valientes, exponerte a situaciones donde arriesgas esa tranquilidad, ya sea en el mercado o subiendo a un ring de boxeo, hace que te conozcas mejor. En resumidas cuentas, ¿qué inversor quieres ser?

  2. No fiarte ni de tu padre. En los mercados hay mucha infoxicación. Unos te dicen que compres mientras ellos mismos están vendiendo. Ser crítico y creer que siempre te quieren engañar; ojo, incluso las gráficas juegan contigo, te vendrá de perlas.

  3. Elige un buen broker o plataforma de inversión en bolsa. Este te puede sacar de más de un apuro. Un stop que no salta por culpa de un fallo, una posición que se bloquea, fondos que nunca llegan… Tener un buen servicio de atención al cliente así como cuentas auditadas o en países fiables es muy importante.

  4. Buena gestión del riesgo. Importantísimo, sobre todo en exposiciones mayores como el daytrading, saber cortar pérdidas. Más incluso que recoger ganancias. Ambas cosas debemos tenerlas muy presentes en nuestra operativa ya que de nada sirve ganar un 5% mensual si pierdo un 10%. Psicológicamente cuesta mucho cortar las ganancias, pensando que se puede ganar más, y también las pérdidas, haciéndonos creer que la gráfica se va a dar la vuelta.

  5. Seguir una estrategia. Punto 100% recomendable y unos de los mejores consejos para invertir que te van a dar. Si no te creas una estrategia va a invertir como corre un pollo sin cabeza. Lo más recomendable es que te formes, aprendas alguna que ya sepas que funciona y la adaptes a tu estilo. ¡Vamos Morata, que ya queda poco!

  6. No te confíes en los periodos bullish. Noooooo, no eres el mejor inversor del mundo. Si todo el mundo está ganando recuerda aquella frase que decía “Cuando tu taxista te hable de acciones, huye”. Puede que no sea del todo así, pero se te habrá quedado el concepto. Los novatos suelen entrar al final del periodo alcista y salir cuando más abajo se encuentran. Los verdaderos maestros, las ballenas, saben jugar muy bien a estos juegos así que nunca te confíes.

  7. No te metas donde no sabes. De nuevo el ser humano y su afán de ganar dinero rápido. Personas que ganan un 30% anual (muy buena rentabilidad) en inversiones a LP pueden perder todo su dinero por la tontería de meterse a operar intradía. No es broma, esto es algo que pasa. Si tienes una estrategia lo mejor es que la sigas a rajatabla y si quieres probar algo nuevo, invierte un porcentaje pequeño de tu capital.

  8. No sobre operes. Tratar de batir al mercado en todo momento siempre sale mal. La inversión debe de ser un vehículo hacia una mayor libertad no una prisión. Debe ayudarte a tener más ahorros, no encadenarte 14 horas al día delante de la pantalla. Si pasas un tiempo perdiendo y consideras que está afectando negativamente a tu vida, lo mejor es que desconectes un periodo de los mercados para luego volver con más fuerza.

  9. No utilices demasiados indicadores. Gran error en el que suelen caer todas las personas al comenzar. Tener en cuenta muchos indicadores puede hacer que te vuelvas loco y termines no tomando acción. Cada uno puede marcarte diferentes puntos de entrada y salida, por ello lo más recomendable es que barajes profundizar en los 2-3 que mejor se adapten a ti.

  10. Desconecta. No seas ni busques ser un autómata. Haz deporte, come sano, no mires las gráficas cada dos por tres, duerme, descansa… Para operar en los mercados tienes que estar fresco. Es una competición con los mejores, dudo mucho que Usain se fuera de fiesta antes de correr en los JJ.OO. El estrés puede afectar negativamente en tu operativa y esto se traduce en pérdida de dinero, tenlo en cuenta.

Lemming at Work puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.