Zilliqa Vs. Ethereum (2.0) - Diferencias

Rubén Colomer, 5 marzo 2021

¿Quieres invertir en proyectos de criptomonedas antes que nadie? Consigue tu plaza en el SuperLauncher ahora que todavía es pronto. Aquí tienes toda la información.

También puedes hablar con el equipo en su Telegram.

Como ya sabrás, actualmente Ethereum tiene un límite importante en el número de transacciones por segundo (TPS) que puede alcanzar. Esto ha hecho que la tasa de cada transacción se haya elevado hasta los 20 dólares de media, algo que impide su uso en muchas aplicaciones descentralizadas.

Para solucionar estos problemas, los desarrolladores de Ethereum llevan trabajando ya bastantes años en Ethereum 2.0 que implementará un algoritmo de consenso PoS y sharding. Algo que permitirá mejorar el rendimiento y acercarse a Zilliqa, pero ¿qué diferencias hay entre ambos sistemas?

Zilliqa Vs. Ethereum 2.0

La fragmentación utilizada por Zilliqa difiere de la prevista para Ethereum 2.0. Este último utilizará un sistema de sharding de estado, mientras que Zilliqa ha implementado un sistema de sharding de transacciones o de red. En este tipo de sharding Zilliqa divide automáticamente los nodos de la red para poder procesar las transacciones en paralelo.

Así, si tomamos una red con 1.000 nodos, Zilliqa dividirá automáticamente la red en 10 shards de 100 nodos cada uno. Si cada fragmento puede procesar 100 transacciones por segundo, la red fragmentada tiene la capacidad de procesar 1.000 transacciones por segundo. Esta red o fragmentación transaccional asegura que el rendimiento aumenta de forma lineal con el tamaño de la red.

En comparación, la solución de Ethereum 2.0 se basa en la fragmentación del estado de la cadena de bloques para que el almacenamiento deje de ser una limitación a largo plazo. Zilliqa actualmente no tiene planes inmediatos para incluir la fragmentación de estados, pero su plan a largo plazo incluye la adición de la fragmentación de estados.

En cuanto a Ethereum 2.0, aunque el cambio a su Proof-of-Stake lleva en marcha desde 2015, aún no se han decidido todos los detalles. De hecho, la fase 1 de Ethereum 2.0 no incluirá una solución completa a todos los problemas relacionados con la fragmentación. A continuación, se muestran algunos problemas que sufrirá la implementación de la fase 1 de Ethereum 2.0 y la respuesta de Zilliqa a los mismos:

  • El contrato de gestión de validadores (VMC) que mantiene el sistema de fragmentación también podría convertirse en un cuello de botella y en un punto único de fallo. Zilliqa no tiene esa entidad central de la que depende todo el sistema.
  • Ethereum 2.0 no proporciona finalidad al estado del sistema. Zilliqa sí proporciona finalidad a través de su protocolo pBFT.
  • Se espera que la fase 1 de Ethereum 2.0 aumente el rendimiento de la red unas 100 veces. Zilliqa ya cuenta con un rendimiento 250 veces superior al de Ethereum 1.0.
  • La fase 1 de Ethereum 2.0 no tendrá comunicación entre fragmentos o, en el mejor de los casos, tendrá una comunicación limitada entre fragmentos. Esto significa que un contrato inteligente en un fragmento puede no funcionar correctamente si necesita llamar a un contrato inteligente que reside en un fragmento diferente. Esta comunicación entre fragmentos es uno de los mayores retos cuando se utiliza un lenguaje Turing-completo como Solidity en una arquitectura fragmentada. Eventualmente Ethereum planea utilizar un modelo de tipo UTXO para la comunicación entre fragmentos, pero no se espera que esto sea parte de la implementación de la fase 1.
También hay que tener en cuenta que los contratos inteligentes aún no están completamente implementados en Zilliqa.
Lemming at Work puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.