¿Quién es Satoshi Nakamoto? ¿Qué sabemos sobre él?

Rubén Colomer, 14 abril 2021

¿Quieres invertir en proyectos de criptomonedas antes que nadie? Consigue tu plaza en el SuperLauncher ahora que todavía es pronto. Aquí tienes toda la información.

También puedes hablar con el equipo en su Telegram.

¿Quién es Satoshi Nakamoto?

Satoshi Nakamoto es el pseudónimo utilizado por el autor que escribió el whitepaper original de Bitcoin y es la identidad a la que se atribuye la invención del propio Bitcoin. Aunque varias personas han afirmado ser Satoshi, la verdadera identidad nunca ha sido verificada ni revelada.

Nunca se ha encontrado a la persona real que representa el nombre, lo que lleva a mucha gente a creer que se trata de un seudónimo de una persona con una identidad diferente o de un grupo de personas.

Los comienzos de Satoshi Nakamoto

Para la mayoría de la gente, Satoshi Nakamoto es el personaje más enigmático de la criptodivisa. Hasta la fecha, no está claro si el nombre se refiere a una sola persona o a un grupo de personas. Lo que sí se sabe es que Satoshi Nakamoto publicó un documento en 2008 que impulsó el desarrollo de la criptodivisa.

El documento, Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System o Bitcoin: un sistema de dinero electrónico entre pares, describía el uso de una red entre pares como solución al problema del doble gasto.

El problema del doble gasto hace referencia a que una moneda solo se puede gastar una sola vez, es algo que no sufren las monedas físicas ya que por su naturaleza solo existen en un lugar y momento dado. Sin embargo, las entidades digitales, hasta ese momento, podían replicarse sin mayor problema (como copiar un fichero). Dado que una moneda digital no existe en el espacio físico, su uso en una transacción no la elimina necesariamente de la posesión de alguien.

Las soluciones para combatir el problema del doble gasto han implicado históricamente el uso de terceros intermediarios de confianza que verifican si una moneda digital ya ha sido gastada por su titular. En la mayoría de los casos, terceras partes, como los bancos, pueden gestionar eficazmente las transacciones sin añadir un riesgo significativo.

Sin embargo, este modelo basado en la confianza sigue dando lugar a un riesgo de fraude si no se puede confiar realmente en el tercero de confianza (los bancos, por ejemplo). La eliminación de la tercera parte sólo podría lograrse incorporando la criptografía a las transacciones.

Nakamoto propuso un enfoque descentralizado de las transacciones, que finalmente culminó con la creación de las cadenas de bloques. En una cadena de bloques, las marcas de tiempo de una transacción se añaden al final de las marcas de tiempo anteriores basándose en la prueba de trabajo (PoW), creando un registro histórico que no puede ser modificado.

Dado que el registro de las transacciones se distribuye entre muchos nodos del sistema, es difícil, si no imposible, que un mal actor obtenga el control suficiente del sistema para reescribir el libro de contabilidad en su propio beneficio. Los registros de la cadena de bloques se mantienen seguros porque la cantidad de potencia computacional necesaria para revertirlos desalienta los ataques a pequeña escala.

A día de hoy, costaría cerca de un millón de dólares por hora realizar un ataque de 51% a la red de Bitcoin.

Buscando a Satoshi Nakamoto

El personaje de Satoshi Nakamoto estuvo involucrado en la creación de Bitcoin y en los primeros meses de su puesta en funcionamiento. Nakamoto, además de publicar el whitepaper del Bitcoin, también desarrollo en en 2009 el software de la primera versión de Bitcoin. Sus comunicaciones se realizaron vía electrónica, y la falta de detalles personales ha hecho imposible averiguar la identidad real detrás del nombre.

La participación de Nakamoto en Bitcoin, sin embargo, terminó en 2010. La última correspondencia que se mantuvo con Nakamoto fue un correo electrónico dirigido a otro criptodesarrollador en el que decía que “había pasado a otras cosas”. La imposibilidad de poner una cara al nombre ha llevado a una importante especulación sobre la identidad de Nakamoto, especialmente a medida que las criptodivisas aumentaban en número, popularidad y notoriedad.

Como no podía ser de otra forma, mucha gente ha intentado encontrar la verdadera identidad de Satoshi Nakamoto, aunque no se ha demostrado definitivamente que ninguno sea Nakamoto.

  • Dorian Nakamoto: es un académico e ingeniero de California que fue nombrado como el creador de Bitcoin por Leah McGrath Goodman en un artículo de Newsweek en marzo de 2014. La publicación del artículo causó un gran revuelo en la comunidad de las criptomonedas y de la tecnología en general, ya que era la primera vez que una publicación convencional intentaba conocer la identidad del creador de bitcoin.

    Newsweek afirmó que había varias similitudes entre Satoshi Nakamoto y Dorian Nakamoto. Por ejemplo, ambos tenían supuestamente inclinaciones libertarias y una conexión japonesa. El autor del artículo también afirmaba que Nakamoto había dicho que “ya no” estaba involucrado en el bitcoin y que lo había “entregado” a otras personas. Dorian Nakamoto negó posteriormente la cita y afirmó que había entendido mal la pregunta.

    El mayor error de la revista fue publicar una fotografía de la casa de Nakamoto. Una somera búsqueda de imágenes podría revelar fácilmente su ubicación. Aunque muchos no creían que Dorian Nakamoto fuera el fundador de bitcoin, la comunidad de criptomonedas estaba horrorizada por la violación de su privacidad.

    Sin embargo, el circo mediático no dejó de ser rentable para Dorian Nakamoto. Una campaña online recaudó más de 100 bitcoins en su nombre. El fondo fue la forma de la comunidad bitcoin de decir “gracias”. En abril de 2014, Dorian Nakamoto apareció en un vídeo de YouTube junto con el recaudador de fondos Andreas Antonopoulos para agradecer a la comunidad bitcoin su apoyo.
  • Craig Wright: es uno de los personajes más pintorescos que se postulan como la persona detrás de Satoshi Nakamoto es Craig Wright, un académico y empresario australiano. Dos artículos en Wired y Gizmodo sugirieron que Wright podría ser la persona detrás de Bitcoin. En su mayor parte, las personas sospechosas de ser Satoshi Nakamoto han negado la afirmación o han guardado silencio. Ese no ha sido el caso de Craig Wright, un científico australiano.

    En diciembre de 2015, la revista Wired escribió un perfil sobre Wright, afirmando que había “obtenido la evidencia más fuerte hasta ahora de la verdadera identidad de Satoshi Nakamoto.” Las pruebas de Wired consistían en referencias a un “documento sobre la criptodivisa” en el blog de Wright que apareció meses antes de que empezara a circular el libro blanco del bitcoin. Además, se filtraron correos electrónicos y correspondencia con el abogado de Wright que hacían referencia a un “libro mayor distribuido P2P”. Además, las transcripciones filtradas de reuniones con abogados y funcionarios de Hacienda le citaban diciendo: “Hice todo lo posible para tratar de ocultar el hecho de que he estado manejando bitcoin desde 2009. Al final de esto, creo que medio mundo lo va a saber”.

    Estas afirmaciones no tardaron en quedar en entredicho. Wired siguió su informe para señalar varias inconsistencias en la historia de Wright. Por ejemplo, las entradas del blog parecían estar fechadas con anterioridad. Las pruebas también sugerían que las claves de encriptación públicas vinculadas a Satoshi Nakamoto también estaban fechadas con anterioridad. Incluso el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, que por lo demás es reticente a la política en el mundo de la criptodivisa, salió en contra de Wright, llamándolo públicamente un fraude.

    Pero Wright no se deja intimidar por las críticas y ha aprovechado la atención de los medios de comunicación para labrarse un papel prominente dentro de la comunidad de las criptomonedas. Dirigió una polémica bifurcación de Bitcoin Cash, formando Bitcoin SV. También es director científico de nChain, una empresa de soluciones de cadena de bloques que sirve a clientes empresariales.

  • Hal Finney: participó activamente en la comunidad de Bitcoin antes y después de su lanzamiento. Bitcoin es el producto del movimiento cypherpunk, y uno de los pilares de ese movimiento fue Hal Finney. Además, Finney es la primera persona que recibió bitcoin en una transacción y vivía a pocas manzanas de Dorian Nakamoto quien, se ha conjeturado, podría haber sido la inspiración para un seudónimo inventado por Finney. Finney murió en 2014.

  • Nick Szabo: al igual que Finney, Szabo fue uno de los primeros cypherpunk y era amigo de mucha gente de ese círculo. Se le atribuye ser el pionero del concepto de contratos inteligentes en un artículo de 1996. En 2005, escribió una entrada en su blog en la que planteaba la hipótesis de una moneda digital llamada “Bitgold” que no dependería de la confianza de terceros.

    El autor Dominic Frisby intenta argumentar que Nick Szabo es Satoshi Nakamoto en su libro Bitcoin: ¿el futuro del dinero?. Frisby consultó a un experto que concluyó que el estilo de escritura de Szabo era similar a los escritos conocidos de Satoshi. Otra pista es que tanto Szabo como Satoshi hacen referencia al economista Carl Menger. Además, Frisby se enteró de que Szabo había trabajado para DigiCash, uno de los primeros intentos de llevar la criptografía a los pagos digitales. A ojos del autor, esto sugiere claramente que Nick Szabo es Satoshi Nakamoto. A día de hoy, nadie ha podido descartar que Szabo sea Satoshi Nakamoto.

Pistas de la blckchain

Como todo el mundo sabe, el 3 de enero de 2009, a las 19:15 horas, se minó el primer bloque de BTC, que además conllevaba una recompensa de 50 BTC.

El análisis de la cadena de bloques de Bitcoin ha ayudado a deducir qué direcciones son probablemente las de Satoshi Nakamoto con un grado de certeza relativamente alto. Según el análisis Satoshi tiene entre 900.000 y 1 millón de bitcoins. Hay que tener en cuenta que esos 900.000 bitcoins tienen un valor a día de hoy (64.000 dólares por bitcoin) de unos 57.600.000 y 64.000.000 millones de dólares. Convirtiendo a Satoshi en una de las personas más ricas del mundo.

A lo largo de los años, se han movido bitcoins de algunas direcciones muy antiguas, lo que ha llevado a muchos a especular si se trataba o no de Satoshi cada vez (aunque había otros mineros activos). Hasta ahora, este análisis ha demostrado que lo más probable es que cada una de estas transacciones no haya sido de direcciones de Satoshi y que su alijo de bitcoins siga inactivo.

Dado que el número máximo posible de bitcoins generados es de 21 millones, la participación de Nakamoto del 5% del total de bitcoins tiene un poder de mercado considerable.
Lemming at Work puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.