Cómo conseguir un préstamo con Asnef en 2021: Advertencias y consejos

Fran rodriguez, 28 julio 2021

Todos hemos pasado por momentos difíciles en nuestra vida llegando incluso a endeudarnos con alguna compañía, aún siendo esta la peor solución posible. Cualquier persona puede contraer una deuda, y no solo aparecen cuando no puedes hacer frente al pago de un préstamo o una línea de crédito.

No poder abonar las letras restantes de tu nuevo coche, varias mensualidades de una hipoteca e incluso faltar a las facturas periódicas de los insumos básicos, pueden hacerte caer en una deuda con tus proveedores de dichos servicios. Es en este momento cuando pasas a figurar entre listas de morosos o personas con historial crediticio negativo, siendo Asnef una de las más importantes de España.

¿Qué es Asnef?

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito cuenta con el fichero de morosos más extendido en España. A este fichero se adscriben multitud de locales y compañías que tienen potestad para introducir los datos personales de cualquier cliente que contraiga una deuda superior a 4 meses de antigüedad.

Este fichero recoge los datos de aquellos particulares que cuenten con facturas, recibes o mensualidades impagadas. El objetivo de este fichero es proporcionar información detallada sobre el historial de una persona a aquellas entidades que ofrecen préstamos o créditos al consumo.

Este tipo de ficheros así como Equifax o RAI resultan de vital importancia para bancos, aseguradoras o entidades revolving ya que les permite conocer el historial de un posible cliente y evitar futuros impagos.

Son varias las ocasiones en las que una persona figura en Asnef y no se tiene conocimiento sobre ello. Sobre todo ocurre cuando se produce una mudanza y no se ha indicado la nueva dirección de correo postal a todas las compañías de las que participa.

Cómo saber si estoy en Asnef

En primer lugar, el fichero Asnef suele emplear la notificación mediante correo postal. Esto se debe a que dicho aviso se debe asegurar de que se ha producido a través de un medio fehaciente, es decir, al que todo el mundo tenga acceso y sea un canal seguro.

El problema viene cuando el moroso vive en un lugar diferente, se muda durante el proceso de notificación o cuenta con diferentes direcciones. Asnef se obliga a notificar mediante 1 única carta a la dirección que el individuo haya facilitado.

En caso de que no estés seguro si figuras o no en Asnef, lo mejor es realizar una comprobación rápida.
  1. Preguntar directamente a la entidad → Hablar con la entidad con la que has contraído una deuda es siempre la mejor solución. Ellos mismos te deben informar si te han incluido o no en un fichero como este además de la cuantía que debes.
  2. Consulta directamente en Asnef → Una gran opción es consultar directamente en el fichero. La consulta es gratuita y se puede realizar con o sin referencia de la deuda. El problema de esta vía son los plazos ya que para consultas con referencia se demoran hasta 10 días para facilitarte tus datos y en caso de que no cuentes con la referencia o nº asociado a tu deuda, pueden demorarse hasta un mes en facilitártelos.
  3. Solicitar un crédito falso → Esta opción es algo más arriesgada pero funciona igualmente. Cuando solicitas un préstamo, si te lo deniegan tienes derecho a saber cual es la razón. Los bancos y entidades crediticias tienen rápido acceso a la mayoría de ficheros de este tipo y realizan las consultas en tiempo real.
  4. Asesorías de morosos → Existen compañías que se dedican a facilitar este tipo de información a sus clientes además de facilitarles la salida de estos. Su coste es algo excesivo y solo te compensará si la deuda que crees tener es bastante grande.

Cómo salir de Asnef

No existe una fórmula milagrosa para dejar de figurar en el fichero Asnef. La mejor opción y que debes plantearte en primera instancia es abonar la deuda en caso de que te sea posible y la reconozcas.

Esto último es muy importante ya que en muchas ocasiones, sobre todo las entidades de microcréditos, inflan la deuda de manera desmesurada. En caso de que consideres que se te ha incluido en Asnef con una cuantía muy superior a la que realmente debes lo mejor es que presentes una demanda ante un juez por intereses abusivos (acabarás ganándola casi al 100%).

  1. Pagar la deuda en caso de que sea legítima.
  2. Si no pagas, esperar a que pasen 5 años.
  3. Si te han incluido de manera indebida, solicitar la baja de tus datos.
  4. Llegar a un acuerdo con la entidad acreedora.

Cabe destacar que a un particular no le causa excesivos problemas aparecer en Asnef. No incurres en ningún delito y puedes seguir con tu vida normal, el problema lo encontrarás al solicitar un préstamo o una hipoteca según sea la cantidad a deber.

Por otro lado si que te expones a que te llamen mucho o a horas intempestivas tanto a ti como a tus familiares. Es el método que emplean los fondos buitres o las gestoras de deudas cuando incurres en una deuda con alguno de sus clientes. Puede llegar a ser muy vergonzoso e irritante por lo que si eres una persona sensible lo mejor es que llegues a un acuerdo para pagar la deuda a plazos.

El problema con Asnef o ficheros similares si lo tienen los empresarios y empresas ya que aparecer en una lista como moroso no da buena imagen de una entidad. Además puede provocar la pérdida de confianza con los proveedores o limitar el acceso a financiación externa.

Préstamos estando en Asnef

Lo que estás a punto de hacer es algo que debes meditar bien y que casi siempre sale mal. Probablemente estés pensando en pagar una deuda creando otra formándose así un efecto de bola de nieve que no acaba nunca. Por mucho que pienses que es lo mejor, no es así.

Si tienes familiares a los que acudir, amigos o incluso tu jefe, siempre será mejor opción que tapar un agujero creando otro.

Bancos que aceptan Asnef

Si lo que necesitas es abrir una cuenta bancaria para ir pagando tu deuda, el figurar en un fichero como Asnef no debe suponer un gran problema. Sobre todo si estás trabajando, un banco nunca tendrá en cuenta una deuda si es pequeña.

El caso cambia si los impagos son de préstamos solicitados en otras entidades similares. En caso de que cargues con una deuda bancaria si pueden mostrarse reticentes en otros bancos a prestarte sus servicios.

Igual ocurre en el momento de solicitar un nuevo préstamo. Si figuras en Asnef por cantidades pequeñas, impago de insumos o facturas de telecomunicación, los bancos no te denegarán un préstamo si demuestras que puedes devolverlo.

En caso de que estés buscando solicitar un préstamo al banco, debes tener en cuenta que con Asnef o no, en lo que más van a hacer hincapié es en tu solvencia. Es decir, si ingresas más de lo que gastas, al banco le dará igual que mantengas o no una pequeña deuda ya les basta con asegurarse de que puedes hacer frente a todos tus gastos y la devolución del préstamo.

Microcréditos rápidos con Asnef

Los microcréditos se perciben como un chaleco salvavidas para muchas personas acabando más bien como una soga al cuello. Esto se debe a la falsa imagen y publicidad que los venden como salvadores de personas con el agua el cuello omitiendo la parte en la que te hacen devolver el dinero que te prestan a un TAE de más del 15% anual tirando por lo bajo (abuso no, golpe y knockout).

El problema con los microcréditos está en su naturaleza, no hay excusa para ellos. Su negocio, aunque ellos no te lo digan así, se basa en la siguiente rueda:

  1. Facilidades para conseguir un crédito - Aquí ya debes sospechar. Has ido a un banco, te han estudiado y no te han querido dar ni un caramelo por si no se lo devuelves. ¿Por qué Vivus te iba a dar 600€ para que te compres una bici? Miran para otro lado cuando ven perfectamente que no eres solvente. Esto precisamente lo hacen para captar el máximo número de personas con probabilidad de endeudarse.
  2. Se venden bien - El TAE lo indican con letras pequeñas, no lo mencionan y tampoco lo explican ya que saben que la mayoría de personas ignoran si es mucho, poco o una locura. Ejemplo: No mencionaré de qué compañía son los datos pero de un crédito de 300€, en un mes te hacen pagar 156€ de intereses, es decir, devuelves 456€. Puede no parecerte una locura pero lo cierto es que es para estirarse los pelos.

    Actualmente los préstamos bancarios no suelen subir del 2-5% TAE, esto quiere decir que por un préstamo de 7500€ con devolución a 3 años podrían cobrarte más o menos lo mismo que por un crédito de 500€ a un mes en cualquier compañía de microtimadores.

  3. Sus clientes incurren en deudas - La mayoría de personas que optan por un microcrédito con el paso del tiempo se dan cuenta que no pueden o quieren pagarlo. Cuando solicitas 700€ para tapar un agujero y al mes siguiente te piden 1000€, te das cuenta que no puedes hacer frente al gasto.

  4. Inflan la deuda - La mezquindad no acaba en los intereses abusivos, cuando una persona no puede hacer frente a la devolución, este tipo de compañías comienzan a aplicar recargos por avisos, castigos por impagos, un TAE aún mayor… La persona que solicitó 700€ hace 5 meses pensando que lo iban a salvar se ve con una deuda de casi 2000€ y que seguirán inflando conforme pase el tiempo.

  5. Te amedrentan - Ahora ya no se permite enviar al cobrador del frac como sí ocurría hace unos años, pero encuentran otras maneras de avasallar y acorralar a sus propios clientes. Consiguen tus números de ficheros, los de tu familia, en algunas ocasiones incluso vecinos o compañeros de trabajo y no dejan de llamar, mañana, tarde y noche.

  6. Terminan recogiendo más - Prueba de que estas compañías siguen siendo rentables es que siguen en pie y además continúan apareciendo en la tele. De todas las personas a las que estafan, muchas son valientes y los enfrentan en los juzgados, con un porcentaje cercano al 100% de victorias ya que los jueces perciben rápidamente el interés abusivo. No obstante, otro gran porcentaje de personas, terminan pagando x3, x4 o incluso x10 el capital que le fue prestado, haciendo que la rueda no deje de girar.

Si aún así te interesa conseguir capital de esta manera, abajo te dejamos una lista con los microprestamos más baratos o menos abusivos (según se quiera ver) del mercado. Además, a la mayoría no les importa si estás en Asnef o no ya que conseguirán lo que quieren mediante miles de llamadas.

Mejores microcréditos en 2021

Edad mínimaCantidad inicialPrimer crédito gratuito¿Acepta Asnef?
Moneyman18300€SiSi
Vivus21300€Si-
Creditea21500€SiNo
Fidinda21500€NoSí, con nómina
Sol Crédito18100€-1000€NoSi

Resumen

Las entidades de microcréditos funcionan así, es un hecho no lo digo yo. Muchas de estas engatusan a los clientes ofreciendo el primer crédito a coste 0. Si quieres ahorrarte el mal trago, porque bien acabarás pagando una burrada o bien perdiendo tiempo y salud en los juzgados, no te financies de esta manera. Siempre es mejor pedir ayuda o tratar de afrontar una deuda llegando a un acuerdo con la entidad.

Lemming at Work puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.