El CEO del exchange turco Thodex podría haber robado 2.000 millones de dólares en criptodivisas

Rubén Colomer, 28 abril 2021

¿Quieres invertir en proyectos de criptomonedas antes que nadie? Consigue tu plaza en el SuperLauncher ahora que todavía es pronto. Aquí tienes toda la información.

También puedes hablar con el equipo en su Telegram.

Las criptomonedas han tenido una evolución no falta de problemas, por ejemplo, el robo de MTGox en 2013. Sin embargo, en los últimos años han alcanzado importantes hitos hacia su validación como alternativa fiduciaria legítima. Un hecho notable es la salida a bolsa de Coinbase, uno de los mayores intercambios de criptodivisas del mundo, así como la adopción de ciertas criptodivisas como opción de pago para plataformas como PayPal.

Aun así, la mayoría de la gente sigue desanimada por la falta de seguridad y controles gubernamentales, así como por los entusiastas impulsados por la codicia que las han convertido en activos especulativos y siguen mordiendo la disponibilidad de hardware de los consumidores en su afán de obtener beneficios con monedas minables como Ethereum.

Tampoco ayuda el hecho de que los defraudadores y estafadores utilicen las criptomonedas para enriquecerse. Esta semana, un exchange turco llamado Thodex fue desconectado abruptamente y su CEO, Faruk Fatih Ozer, habría desaparecido, un hecho que ha dejado a 400.000 usuarios preocupados por no poder recuperar sus fondos, que suman más de 2.000 millones de dólares.

Un día antes de suspender todas las transacciones, el exchange manejó un volumen de unos 538 millones de dólares. Ahora su director general es objeto de una persecución internacional y se sospecha que ha robado criptoactivos por valor de 2.000 millones de dólares de los usuarios de Thodex.

Un abogado presentó inmediatamente una denuncia penal contra Ozer, alegando que éste ha huido a Albania y ha dejado a los usuarios de Thodex sin la posibilidad de acceder a sus activos digitales. La policía turca ha llevado a cabo redadas con órdenes de arresto de nada menos que 78 sospechosos, tras haber registrado previamente las oficinas de la empresa en Estambul.

Ozer negó las acusaciones en Twitter y prometió que el acceso de los usuarios a los fondos en Thodex se restablecería lo antes posible. Explicó que el motivo de la interrupción de las operaciones y retiradas de fondos en la plataforma era que la empresa tenía que investigar una gran transacción sospechosa que afectaba a 30.000 cuentas. El ejecutivo también señaló que la empresa aún se está recuperando de varios ciberataques, uno de los cuales hizo un agujero de 6 millones de dólares en sus arcas.

La Junta de Investigación de Delitos Financieros de Turquía (MASAK) está investigando el asunto, y la policía de Estambul ha solicitado la extradición de Ozer desde Albania.

Lemming at Work puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.