¿Cuál es la pension maxima de jubilación en españa en 2021?

Fran Rodríguez, 16 julio 2021

A todos nos llega el momento, más tarde o temprano, en el que te das cuenta de que en la vida el pensamiento a corto plazo y vivir quemando el día a día está muy bien, pero de boquilla, ya que a la larga pasa factura. Salir a comer fuera todos los días, fundirte el sueldo de un mes en caprichos, vivir sin ahorrar un céntimo, esas cosas que son más típicas de veinteañeros pero que puedes encontrar en personas de cualquier edad.

Disfrutar lo máximo del día a día es algo que está genial y es muy recomendable pero nunca debe ser sinónimo de gastar todo tu dinero. Hoy en día, y más aún con el delicado estado de las pensiones, se vuelve muy importante ahorrar lo máximo que se pueda permitir cada uno mes a mes.

En España, al igual en otros países, la proyección de crecimiento real es muy negativa, el porcentaje de la población en paro es muy alto, la población está envejecida y el futuro es muy incierto. Contar con un buen colchón donde caer puede ser la diferencia entre no llegar a fin de mes con tu pensión de jubilación en España o vivir un retiro digno.

Pensión máxima España en 2021

La pensión máxima en España es el límite por arriba, es decir, la cuantía más grande a la puede acceder una persona en edad de jubilación. A esta no se puede acceder mediante solicitud sino que se calcula acorde a los años cotizados, régimen de cotización, aportación a la SS y sueldo percibido, entre otros.

La pensión máxima de jubilación en 2021 es de 2.707,49 euros

El límite de pensión que se puede percibir son 37.904,86€ al año, que dividido en 14 pagas completan los 2.707,49€/mensuales. Hay que tener en cuenta el 24% del IRPF aplicado a los tramos más altos de las pensiones. Al igual que ocurre con el sueldo, las pensiones se rigen por tramos por lo que cuanto más alta sea tu retribución, más dinero tendrás que pagar.

Si descontamos este porcentaje tenemos que la pensión máxima neta en 2021 es de 2.057€ al mes que se traducen en 24.684€ al año. Como vemos, es un recorte de más de 13.000€ anuales por lo que se vuelve importante tener una buena base de ahorro. En este tramo puede que no afecte demasiado pero en menores cantidades, un recorte del 10% o el 15% puede suponer un agobio para el pensionista.

Pensión máxima no contributiva

En el caso de personas que no hayan cumplido con el mínimo tiempo de cotización o soliciten una jubilación por invalidez, el máximo a percibir será de 402,80€/mes. El total anual asciende a 5.639,20€ y precisamente en estos casos sí se torna importantísimo no haber derrochado el dinero.

Aunque pueda parecer poco, la pensión máxima ha aumentado desde el 2017 en aproximadamente un 5% y en los 2 últimos años, un 1,8%. De igual manera, se auguran futuros recortes en las pensiones a largo plazo.

¿Cuántos años necesito cotizar?

Como hemos comentado anteriormente, para calcular el total de tu pensión por jubilación en España se tienen en cuenta multitud de variables. No obstante, el principal requisito para optar a una retribución completa es haber cotizado 37 años y 3 meses. Esta cifra debes alcanzarla antes de los 65 años para poder jubilarte a esta edad.

Si decides prejubilarte tienes que tener en cuenta el porcentaje de retribución que dejas de percibir por cada año de adelanto. Este varía en tramos según los años que has cotizado. Si estás pensando en prejubilarte echa un vistazo a la siguiente lista:

  • 35-37 años cotizados → 7% menos por cada año de adelanto
  • 38-39 años → 6,5% por cada año o fracción
  • +40 años de cotización → 6% menor

¿Y la mínima?

La pensión mínima a la que se tiene acceso en España viene determinada más que por los años de cotización, por la situación familiar o del pensionista en cuestión. Este límite tiene como función asegurarse que cualquier persona que ya no puede acceder al sector laboral tenga un retiro digno cumpliendo unos requisitos mínimos. Los tramos son los siguientes:

Pensión mínima mayores de 65

En caso de que hayas cumplido con los años de cotización mínimos y tengas más de 65 años podrás acceder a las siguientes pensiones en función de tu situación:

  • Unidad familiar individual → Pensión mínima mensual de 689,7€
  • Un cónyuge a cargo → En caso de que una parte del matrimonio dependa de la otra económicamente, la cantidad asciende a 851€.
  • Con cónyuge pero no a cargo → Por otro lado, si ambos cónyuges reciben una prestación, el mínimo a recibir son 654,6 euros al mes.

Pensión mínima menores de 65

En el caso de prejubilación, para menores de 65 años, las pensiones mínimas se mueven entre las siguientes cifras:

  • Unidad familiar unipersonal → Baja a los 645,3€ mensuales.
  • Un cónyuge a cargo → En caso de prejubilación se perciben como mínimo 797,9€/mes.
  • Con cónyuge pero no a cargo → Si tu cónyuge es solvente económicamente o recibe pensión propia, si dedices prejubilarte optas como mínimo a 689,7 euros mensuales.

Jubilación mínima con gran invalidez

Si has cumplido ya los 65 años y te otorgan una incapacidad permanente, o de gran invalidez, tu pensión mínima asciende a 1.276,5€/mensuales. Se traducen en 17.871 euros al año divididos en 14 pagas, en caso de tener un cónyuge a cargo.

Si en tu caso, no tienes cónyuge a cargo, el mínimo por pensión de gran invalidez a recibir son 981,9 euros al mes. Y por último, si eres una unidad familiar individual, es decir, si no tienes cónyuge, el mínimo serían 14 pagas de 1.034,6€.

¿Cuál fue la pensión máxima en 2020?

En 2020 la pensión máxima fue de 37.566,76€ anuales satisfechos en 14 pagas. A esta se debería deducir el 24% del IRPF restando 28.550€ al año aproximadamente. La revalorización respecto al 2020 es de una subida del 0,9% en las pensiones percibidas por los españoles.

En el caso de la pensión máxima se traduce en un aumento de 338,10€ percibidos cada año

Situación de las pensiones en España

La situación de las pensiones en España es muy incierta. Las opiniones de los expertos son de lo más variadas aunque prácticamente la totalidad coincide en que el sistema de pensiones español es insostenible.

La población está muy envejecida y es una realidad que las personas en situación laboral no pueden hacer frente al gasto público asociado al pago de las pensiones. La proyección en unos años es incluso todavía peor, ya que como indican en este artículo de futurfinances.com, las pensiones podrían devaluarse hasta un 30% antes de 2050 con el crecimiento del IPC.

En este sentido, la situación es muy alarmante ya que aún no se observan las consecuencias de la generación Baby Boom, la cual terminará por invertir la pirámide poblacional casi con total seguridad.

Lemming at Work puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.