En qué consisten las ofertas monetarias M0, M1, M2, M3, M4

Rubén Colomer, 4 junio 2021

¿Quieres invertir en proyectos de criptomonedas antes que nadie? Consigue tu plaza en el SuperLauncher ahora que todavía es pronto. Aquí tienes toda la información.

También puedes hablar con el equipo en su Telegram.

M0, M1, M2, M3, M4 representan diferentes medidas de la oferta monetaria. No todas se utilizan en todos los países y, además, algunas clasificaciones varían un poco dependiendo del país. Aun así, en esencia:

  • M0: se refiere al dinero en circulación, como las monedas y el efectivo.
  • M1: incluye M0 y otros equivalentes monetarios fácilmente convertibles en efectivo como depósitos a la vista, cheques de viaje, otros depósitos convertibles en cheques, las cuentas de órdenes de retirada negociables y el dinero que está fuera de circulación, pero fácilmente disponible.
  • M2: incluye M1 más los depósitos de ahorro y los certificados de depósito, que son menos líquidos que las cuentas corrientes.
  • M3: incluye M2 más los depósitos a plazo más largo y los fondos del mercado monetario con un vencimiento superior a 24 horas.
  • M4: incluye M3 más otros depósitos.

La importancia del M2

M2 es una medida de la oferta monetaria que utilizan varios bancos centrales.

  • En el Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos, M2 incluye todo el dinero físico y los depósitos en cuentas corrientes y añade a esto la cantidad de dinero en cuentas de ahorro, certificados de depósito de hasta 100.000 dólares (o sus equivalentes) y cuentas del mercado monetario.
  • Los bancos centrales de Japón, India y Nueva Zelanda tienen definiciones similares (pero no exactamente iguales) a las de la Reserva Federal.
  • El Banco Central Europeo define M2 como la agregación del efectivo en circulación, los depósitos a la vista y los depósitos. Todos ellos con vencimientos de hasta dos años, y depósitos rescatables con preaviso de hasta tres meses.
Aunque los distintos bancos centrales tienen definiciones ligeramente diferentes de M2, todos incluyen el dinero que está actualmente en circulación y el que es más probable que entre en circulación. Por lo tanto, es la medida más común en la previsión de la inflación.
Lemming at Work puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.